viernes, 7 de septiembre de 2007

Nuestros "democraticos" medios



Me ha impresionado constatar por mi mismo la verdadera manipulación que se hace de forma constante de la situación en Venezuela, Cuba o incluso Bolivia. Es un fenómeno sobre el que he leído en múltiples ocasiones, pero lo no había visto de una forma tan clara como en el caso del cierre de RCTV. En este video que adjunto puede verse un debate en Antena 3 con una postura claramente parcial, definida e interesada. Parece ser además, que como el debate no salió según lo previsto, la citada cadena anuló una reposición prevista del programa e incluso ha demandado a Youtube para que retire este video alegando que “atenta contra sus derechos de autor”. Su demanda solo se refería al citado video y a un usuario concreto, ya que en Youtube se siguen pudiendo ver todos los videos de A3, incluso este, ya que numerosos usuarios han vuelto a subir el video *

¿Que pueden tener los grandes grupos de información en contra del gobierno de estas 3 naciones?

Es evidente que los entramados accionariales de las grandes multinacionales de hoy en día, vinculan sectores muy diversos como la información, telecomunicaciones, petróleo, alimentación, etc. Una característica común de estos 3 países es que han cerrado sus economías a las multinacionales extranjeras, política que puede o no ser acertada pero va radicalmente en contra de los intereses de estas.

Es una opinión bastante extendida la de que estos mandatarios están matando de hambre a sus ciudadanos, pero… ¿están peor en estos 3 países que en Paraguay, Nicaragua, Perú, Colombia, Honduras, etc.? ¿ y que en Chad, Tanzania o Angola? La única diferencia es que en el caso de Venezuela están poniendo coto a la expoliación económica y de recursos naturales que ejercen estas multinacionales mientras que los políticos de los otros países citados son mucho más corruptos si cabe que allí, se dejan untar por las empresas mientras sus ciudadanos mueren de hambre sin que ningún medio de comunicación hable de ello, de la corrupción de sus gobernantes o del nulo cumplimiento de los derechos humanos. El objetivo de los medios no es otro que desestabilizar al máximo al gobierno de Venezuela en este caso, para ver si hay suerte (además de algún “empujoncito”) y cambia el gobierno por otro que les permita hincar el diente en el mercado Venezolano, principalmente al petróleo.

Esto no quiere decir ni mucho menos que yo defienda ni a Chávez ni a Castro. Son políticos que como todos los demás hacen muchas cosas bien y bastantes otras mal, con la diferencia de que están intentando que sus recursos se queden en sus respectivos países aunque sea a costa de un bloqueo (que es la verdadera causa del hambre en Cuba). ¿Que son corruptos y se quedan una parte? Claro, como todos. ¿Qué a veces incumplen los derechos humanos? Cierto, pero hay muchos países en los que se vive peor y no sabemos ni el nombre de sus dirigentes ni situarlos en el mapa y eso es porque no interesan a los propietarios de los medios.

* http://www.rebelion.org/noticia.php?id=52114

2 comentarios:

Juan Carlos dijo...

Hola:
Evidentemente, como bien dices, los medios informativos estan al servicio del accionariado del grupo empresarial al que pertenecen.

Como se dice hoy en día : información = poder.

Los paises que nombras, tienen grandes fuertes de riqueza por ellos mismos. Si estuvieran bien administrados, no se parecian en nada a lo actual. Pero me da la impresión que la corrupción es algo habitual en ellos.

Cuando vemos a sus dirigentes, al menos no dan la impresión de hombres cabales, sensatos y capacitados para dirigir un pais. Eso es lo que se observa desde la lejanía, aunque a veces tambien podemos dudar de nuestros propios politicos.

Desde luego en este mundo cada vez tenemos menos riquezas naturales, y los paises más " avanzados " , van a ir a comerles terreno a los más débiles. Cuestión de supervivencia.

Politica internacional,no es mi fuerte, pero a esto no le veo ninguna solucción, y soy muy pesimista con ello. Tal vez los años, te hacer ser negativo.

Si me permites y un poco relacionado con el tema, me viene a mi mente, la vida que pueda llevar una persona en uno de estos paises nombrados, con la que puede llevar un ejecutivo que reside en Madrid por ejemplo.

El primero cuando llegue a su casa no sabe si tendra algo para comer; pero estara su esposa, sus hijos, charlara con la familia y los vecinos.

En cambio el ejecutivo, saldra a primera hora de casa, con el maletín, si es que no ha estado de viaje lejos de casa, comera por ahi, y cuando llegue a casa sus niños ya estaran dormidos. Con la mujer tal vez comente como ha ido el dia, pero rápido, y tal vez tenga la mente en otro sitio, y si el móvil se lo permite.

Asi que al final no sabes que es mejor, unos sin tener nada sonrien todo el dia. Y otros su gran preocupación, es lo que cuesta mantener la comunidad de vecinos, de su piso en la playa.

Un cordial saludo.

Elucubrante dijo...

Gracias por tu comentario, Juan Carlos.
Si te refieres concretamente a Castro y a Chávez, no dan precisamente una imagen de coherencia y transparencia. Son un poco "payasetes", sobre todo Chávez, y aquí los medios lo aprovechan para amplificar esa imagen y hacernos creer que son unos ineptos que matan de hambre a sus ciudadanos, lo cual es falso. Castro tiene más carencias aún que su discípulo Chávez.
También debo decir que esto es una opinión que me he formado yo con una información limitada de muchas fuentes diferentes sin haber pisado nunca Cuba. Lo que es evidente es que son mucho más poderosos quienes quieren desestabilizarlos que ellos, y así no debe ser nada fácil gobernar un país.
Respecto a nuestros políticos, especialmente Rajoy y Aznar, aunque también Zapatero son igual de payasos o más que Chávez.
Respecto a la última cuestión que planteas, he leído en varias ocasiones y en sitios diferentes (por lo que debe ser cierto) que en Cuba es bastante normal que la gente trabaje a turnos de media jornada y que a raíz de ello es habitual ver en cualquier calle partidillos de fútbol, corros de música, reuniones, etc. vamos, la gente en la calle pasándolo bien y disfrutando de la compañía de sus hijos y vecinos. Viven la vida mucho más profundamente, preocupándose solo de lo realmente importante y con menos tonterías que por aquí.

Un saludo