jueves, 24 de abril de 2008

De vuelta

En primer lugar, quería agradeceros a vosotros, lectores, el haber tenido la deferencia y también la paciencia de haber seguido entrando de forma regular a este blog pese a su no actualización durante estos meses.

Dicho esto, y sin ánimo de presentar excusas, quería explicaros que este periodo de silencio ha respondido a diferentes causas. La obvia y recurrente es la ya habitual de la falta de tiempo, pero no es cierto en absoluto al menos de forma directa, ya que de haber tenido algo interesante que decir habría sacado el tiempo de donde fuera. Básicamente me di cuenta de que la dirección no era correcta. Este proceso mío de "viajar en dirección a la Cultura" me esta llevando por caminos distintos a los esperados, a cada cual más sorprendente y apasionante, y es por ello que diariamente saco conclusiones nuevas, impensables apenas unos días o semanas antes. Una de ellas fue que, de forma consciente, estaba radicalizándome en exceso buscando así una penetración del mensaje que pretendía transmitir y con ello estaba colaborando en la distorsión de las ideas, dándoles tintes circenses para hacer al lector más permeable a ello. Esta forma de actuar es igual de dañina que el hecho de negar que algo está pasando en nuestra sociedad, distinto a los cambios conocidos hasta ahora y que es algo alarmante ya que colabora en la continuidad de la corriente general mientras los "alarmistas" cada día radicalizan más su mensaje buscando compensar el mensaje del "no pasa nada, seguir igual" que nos bombardea desde todos lados a cada instante. Con ello se inmuniza al individuo avido de estímulos y el mensaje pierde credibilidad, con lo que triunfa el "continuismo".

En adelante, me comprometo a actualizar en menor cantidad y con mayor calidad, pero al menos cada pocos días o semanas.

2 comentarios:

Guile dijo...

Lo mejor es decir algo cuando realmente merece la pena hacerlo, yo me seguiré pasando haber si añades algo.

Muchas veces no es cuestión de escribir, muchas veces las ideas están ahí, pero darles forma es complicado.

Un saludo.

Juan Carlos dijo...

Hola:
Me alegra ver tu blog de nuevo en movimiento.

No me parecian tus ideas alarmantes o catastrofistas, más bien reales que pueda a veces coincida con lo dicho en primer lugar.

Simplemente ánimo, y tu blog sigue en mi apartado de favoritos.

Un saludo.